Carla Martínez habló sobre la Muestra Lanzamiento del Tandil Cine

 

Carla Martínez, responsable del Espacio Incaa Unicen dialogó sobre lo que será la Muestra Lanzamiento a realizarse en los próximos días y brindó detalles de la programación.

 

carla-martinezDesde sus inicios Carla Martínez está ligada al Festival y también a esta muestra lanzamiento que se realizará 28 al 31 de octubre con una selección de películas que fueron premiadas y destacadas en las pasadas ediciones.

Recordemos que en estos días, también se realizará el lanzamiento oficial del festival 2017, con precisiones sobre la convocatoria, figuras invitadas y jurados, además de todas las novedades en materia de estrenos, films consagrados y retrospectivas.

Estos cuatro días de proyecciones y actividades, nuclearán parte del pasado y futuro del festival, destinado a todo el público amante e interesado en el cine.

La sala de exhibición será el Espacio Incaa Unicen del Centro Cultural Universitario (Yrigoyen 662).

Todas las proyecciones y actividades serán con entrada libre y gratuita.

-Carla, está en el festival desde sus inicios, ¿cómo ha vivido este tiempo de trabajo?

-Sí, estoy desde sus inicios, en 2001. Ese año recuerdo que me convocaron a trabajar desde la Dirección de Cultura que, en ese momento, estaba a cargo de Rubén Betbeder. Había sido una idea y proyecto que fue pensado también por Víctor Laplace, Ernesto Palacios, el mismo Rubén Betbeder y Julio Varela.

Ese primer año me tocó trabajar en la producción, pero luego me perfilé hacia la cuestión artística que tiene que ver con las secciones, la programación, las trayectorias, los invitados y los jurados.

De 2001 a 2003 fue una muestra, luego pasó a ser festival competitivo. En 2006 la Facultad de Arte ingresó como organizadora.

 

La selección

 

-¿Cómo se realizó esta selección de películas para la muestra lanzamiento?

-Fue ardua y difícil porque la verdad es que, cuando llega el momento de revisar todos estos años de trabajo, te das cuenta que pasaron muchas películas.

Hay que recordar que este festival fue pionero en 2001 dentro del país y, al sostenerlo durante todos estos años, tomó una impronta única.

A nivel nacional, ahora que me toca coordinar el Espacio Incaa y viajar por otras ciudades y provincias, te das cuenta que la gente referencia el Tandil Cine.

-¿Cree que se brinda un cuidado especial?

-Yo conozco realizadores que ahora son muy reconocidos y en ese momento venían con su primer documental y siempre evocan el festival con mucho cariño. Fueron muy bien tratados ellos y también sus películas. Nosotros buscamos ampliar la mirada, ofrecerle a la gente un cine que no llega a las salas comerciales y a los realizadores, la posibilidad de mostrar sus obras. Uno es el nexo que conecta.

-¿Cuáles fueron los criterios que usaron para elegir las películas?

-Todas han sido premiadas. Generalmente, en años de festival, las secciones se organizan pensando en cuál es el panorama de ese año o el año anterior respecto al cine. Buscamos que haya distintas temáticas, documental y ficción.

También tiene que ver con realizadores que uno va viendo que tienen premios, que recorren otros festivales, evaluamos qué recepción han tenido en otros festivales. Desde 2006 hay una convocatoria abierta, la gente manda sus películas y el comité de preselección -las programadoras- ven todo el material que recibimos. Ahí sí hacemos una bajada de las secciones. A veces uno tiene una idea y, de repente, llega algo que te sorprende y te cambia todo lo que venías armando. De todo el abanico de material que llega, se va haciendo la selección.

 

Invitación

 

-¿Qué puede decirle al público de esta muestra lanzamiento para que se anime y se acerque?

-La muestra lanzamiento es la posibilidad de volver a ver estos documentales y ficciones de gran calidad. Es volver a la cultura de ir al cine, estar en un espacio, adentrándote en una historia y dejándote llevar por horas. Es como el continuado que se hacía antes. De lo que se trata es de recuperar el encuentro, el rito de la sala donde se apagan las luces y comienza la película.

-Hay un gran trabajo de socialización del cine nacional.

-Con mi experiencia coordinando el espacio Incaa, veo que hay todo un trabajo fuerte que se está haciendo desde el Instituto Nacional de Cine, desde hace varios años, en lo que es la generación de espectadores. El crecimiento de festivales que ha habido en el país, más la apertura de espacios como la Sala Incaa, generan que la gente también se vaya acostumbrando.

En el cine nacional se están haciendo muy buenas películas, muy buenas historias. Hay una gran campaña de difusión para acompañarlas. Si bien es cierto que hay una parte que es la producción, que la película tiene que tener un buen guión, una buena historia, una buena realización, también está el hecho de llegar a la gente, que se entere y que la puedan ver, porque es buena.

-¿El Espacio Incaa es central en esto?

-Sí. Siempre insistimos en acompañar a la gente, ofrecerles calidad de presentación. Una película es muy difícil de hacer, es mucho trabajo y la verdad que pasarla con una copia de baja calidad, es terrible. Yo que soy realizadora audiovisual comprendo que, cuando vos trabajás, querés que tu película se vea con la mejor calidad. Desde 2006 en adelante trajimos equipos HD para proyectar, para que la calidad sea lo mejor de lo mejor. A partir de 2014 ya somos Sala Incaa. El equipo es Full HD, la pantalla es 3D, el sonido es 7.1, es magnífico. Entonces realmente con eso ya hemos dado un paso gigante. Ahora nos preocupamos de llevar y traer las copias, pero ya no de la calidad, porque sabemos que estamos ofreciendo lo mejor.

-Se sigue manteniendo la posibilidad de lo libre y gratuito.

-Es un esfuerzo que las entradas sean libres y gratuitas. Nosotros ahora funcionamos como una sala comercial y no hay que olvidarse de que el cine es una industria y, así como uno hace una película con mucho esfuerzo para que se vea bien, también los productores y distribuidores necesitan recaudar para seguir creando.

El fondo de fomento del Instituto Nacional de Cine surge de todas las entradas que se compran en cualquier cine en el país. Eso hace que se puedan seguir haciendo películas, que se abran espacios Incaa, que haya festivales y concursos. Tenemos que valorizarlo porque eso es producción y exhibición para nuestro cine.